miércoles, 26 de abril de 2017

Cómo crear una piedra para el amor

Publicado por Elisabeth Mur



Para crear tu propia piedra para el amor el primer paso es encontrar una piedra afín, que te guste y te atraiga, ésta puede ser hallada en algún lugar de la naturaleza, también si deseas puedes comprarla, si vas a comprarla entonces busca alguna piedra semipreciosa que tenga forma redondeada. Es importante que tanto en el caso de que la halles en la naturaleza o la compres, la piedra no tenga aristas.

Luego tomas agua mineral o de manantial y la pones en un vaso de agua grande. El ritual para energizar la piedra para el amor lo vamos a hacer luego de que la piedra quede dentro del agua al sol todo el día, por la noche vamos a encender una vela blanca y vamos a sacar la piedra del agua. Luego apoyamos la piedra sobre la mesa y decimos las siguientes palabras:

“Desde ahora, por el metal y el fuego , por el agua y la tierra, esta piedra se llena de la energía de mi ser y atrae todo lo que necesito en el amor. La persona esperada aparece y me ama”.

Deja la piedra sobre la mesa delante de la vela, con el dedo anular de la mano izquierda toma una gota de agua del vaso y colócala sobre tu frente, luego espera a que la vela se acabe sentada delante de ella, pensando en la persona perfecta.

Cuando la vela se termine, toma otra gota de agua con el dedo índice de la mano derecha y ponla sobre la piedra. Arroja los restos de vela en la tierra, y con el agua del vaso riega tu planta preferida.
Es conveniente hacer esta imantación para crear la piedra del amor en luna llena.

Esta piedra tendrá los poderes para atraer a alguien especial. Debes llevarla en tu cartera o en algún bolsillo, y nunca nadie debe verla. Es fácil crear una piedra para el amor. Úsala y obtendrás resultados rápidamente.

Fuente: brujeriablanca

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario en Esencia de Luz Blanca

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Esencia de Luz Blanca Copyright © 2017-2018 Template modificado by Elisabeth