lunes, 27 de marzo de 2017

LA MAGIA DIVINA. ACERCA DEL NUMERO 13.

Publicado por Elisabeth Mur


LA MAGIA DIVINA. ACERCA DEL NUMERO 13.
So oye a menudo decir que el trece es un número que trae mala suerte y en particular que no deben sentarse nunca trece en una mesa, y que muchos se preguntan qué que pensar sobre ello, porque están confundidos por toda clase de relatos que les han contado sobre ese tema.
.
para comprender por qué el número trece ha sido considerado como un número maléfico, hay que empezar por detenerse un momento en el numero doce. 
.
Un día se divide en dos veces doce doce horas, un año en doce meses y hay doce signos del zodíaco. En la Biblia, el número doce aparece en varias ocasiones: Jacob tenía doce hijos que fundaron las doce tribus de Israel; estas doce tribus estaban representadas por doce piedras preciosas que figuraban en el pectoral del gran Sacerdote Aarón, hermano de Moisés. La Jerusalén celeste que describe san Juan en el Apocalipsis reposa sobre doce hileras de piedras preciosas y su muralla tiene doce puertas que son doce perlas.
.
El doce es por lo tanto el número de aquello que está terminado, que forma un todo, un conjunto: un día, un año, un pueblo, una ciudad. El trece es UNO más que doce, y este uno que viene a añadirse está fuera del conjunto, y si no es puro, sino vibra en armonía, es una amenaza para todo el conjunto. Por eso el trece está considerado como un número difícil, que ocasiona infortunios, e incluso la muerte. La decimotercera carta del Tarot es la muerte.
.


Ahora bien, también puede decirse que el uno que se añade al doce representa el principio de otro ciclo, de otro conjunto. En la ciencia Iniciática, la muerte no es considerada nunca como un término definitivo, sino como el comienzo de una nueva vida.
.
El número trece no es, pues, un número maléfico, pero no soporta la impureza y la desarmonía. Y como es también muy activo, muy dinámico, este número puede trastornar a las criaturas que no poseen las cualidades femeninas de bondad, de amor y de dulzura para compensar su influencia.
 .
En en plano físico, el número trece está unido a la cruz (1+3 = 4), y por lo tanto a los sufrimientos. La cruz es el desarrollo del cubo en el espacio de dos dimensiones, y el cubo, esquemáticamente, representa una prisión.
.
Los números por sí mismos, como muchas cosas en la vida, son neutros, pero actúan diferentemente según los individuos. (Tomado de "El Libro de la Magia divina - Omraam M. Aivanhov).
..
Fuente. Buscadores de Luz

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario en Esencia de Luz Blanca

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Esencia de Luz Blanca Copyright © 2017-2018 Template modificado by Elisabeth