lunes, 19 de diciembre de 2016

ES LO QUE SALE DE TU CORAZON, LO QUE DETERMINA TU GRANDEZA

Publicado por Elisabeth Mur

Cuando hablamos de grandeza, podemos abarcar muchos ámbitos, de poder, de dinero, de alcance, de tamaño, sin embargo la grandeza humana solo se mide a través de nuestra esencia, de los sentimientos, de lo que llevamos dentro y somos capaces de dar a todo el que se cruce por nuestro camino.
A una persona la podemos considerar grande cuando entiende de humildad, cuando sabe dar sin estar atento a lo que va a recibir, cuando su prioridad no es solo su bienestar, sino el bienestar de la mayoría de las personas que forman parte de su vida.
CUANDO MAS GRANDES SOMOS EN HUMILDAD, TANTO MAS CERCA ESTAMOS DE LA GRANDEZA. (Rabindranath Tagore)
La calidad humana, altamente vinculada con la grandeza en uno de los extremos de la escala, da a entender un conocimiento diferente, una visión de la vida más clara.
Observan los problemas con propiedad y seguridad de que no son limitaciones y que en la vida se avanza hacia adelante sin perder nunca el disfrute del trayecto.
Las personas grandes de corazón suelen perdonar con prontitud, parecen muy conscientes de la pesada carga del resentimiento, de la culpa, del rencor, además de ser altamente empáticos y comprensivos, lo que por lo general da como resultado un paliativo de los daños generados.
Este tipo de personas por lo general encuentra solución a las adversidades de un forma que lo hace ver sencillo, y es su pensamiento positivo y su buena vibra lo que le ayuda a manifestar múltiples vías de salida a sus conflictos.
Por lo general a las grandes personas no las paraliza el miedo y siempre llevan en su interior esa fuerza que parece sobrenatural, tienen una gran capacidad de arriesgarse y en caso de perder, levantarse para continuar las veces que haga falta
cambiar
Muchas veces esa misma grandeza es la respuesta que ellas tienen ante una vida que no necesariamente ha sido sonriente, sino por el contrario, ha sido dura, retadora e inclusive injusta.
Y el entender la vida, más allá de los obstáculos, más allá de lo que se quiere, más allá de los pesares y las lágrimas, es el punto de partida para esa apertura de corazón, desde donde emana lo mejor de estas personas.
SOLO CUANDO UN HOMBRE HA SIDO VENCIDO, PUEDE DESCUBRIRSE SU VERDADERA GRANDEZA. (Herman Melville)
La grandeza está en todos, solo que solo algunos logran conectarse con su esencia y el ego es quien protagoniza sus vidas, pero una vez que se abren los ojos del alma, no es posible sentir como se solía hacer.
Fuente: Rincon del Tibet

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario en Esencia de Luz Blanca

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Esencia de Luz Blanca Copyright © 2017-2018 Template modificado by Elisabeth