martes, 4 de octubre de 2016

Historia de la Amatista

Publicado por Elisabeth Mur



Al dios Baco, le gustaba relajarse escuchando música y bebiendo el vino que había inventado al que frecuentemente hacía los honores, le encantaba escuchar música suave sobre todo le encantaba la voz de la bella ninfa Amatista, se enamoró de ella perdidamente y decidió pedirle la mano a su padre Júpiter. Júpiter qué es el padre de los dioses no estaba muy convencido de ese casamiento pues pensaba que la mayor parte de las veces esas reuniones a la larga son desastrosas pero también sabía que darle un no rotundo al dios Baco cuyo carácter furioso a menudo se veía reforzado por la bebida acababa con armonía que siempre había en el Olimpo. Júpiter acepto la pedida de mano mientras pensaba que podía hacer para que no llegaran a casarse. Un día estaba la hermosa amatista cantando para su amado y él mientras la escuchaba extasiado, justo en ese instante Júpiter lanzó aparentemente descuidado un rayo sobre la joven hermosa amatista que se quedó completamente petrificada. Amatista era una ninfa hermosa, pero cuando se convirtió en piedra fue una piedra fea cuyo aspecto rugoso hizo resbalar de los ojos de Baco lágrimas de desesperación y piedad. El dios Baco no era precisamente tonto y no tardó en comprender que llorar no tenía mucho sentido así que pensó que una astucia había que corresponder con otra astucia y media, si Júpiter había convertido a su hermosa amada en una vulgar piedra,el la convertiría en una piedra aún más hermosa, Baco se sacó de su cabeza una corona de uvas, eligió el racimo más hermoso transparente y rosado lo tomó entre sus manos lo apretó y le saco el jugo perfumado y lo roció sobre la piedra y la coloreó y la pulió tanto y con tanta intensidad que la piedra se volvió clara y de un color violeta muy delicado y la bendijo diciendo estas palabras, Amatista hermosa Amatista quiero que en la forma que te ha dado la cólera de Júpiter continúe siendo buscada y querida por los mortales dado que te has convertido en piedra quiero que seas en adelante la piedra de la virtud amable, el símbolo de la fuerza celestial. Quiero que todos los que te lleven consigo puedan beber volviéndose sabios, que la embriaguez y los males que provoca el dulce fruto de la viña sean evitados. Y desde ese día la Amatista se convirtió en el emblema de la templanza, así como de la fuerza espiritual. Por tanto le debemos dar gracias a un Dios libertino y bebedor por la variedad de este cuarzo violeta Púrpura. Aunque la principal propiedad de la Amatista se haga de proteger contra la embriaguez, la Amatista también tiene otras múltiples propiedades, contrarresta todas las actuaciones mágicas, hechizos sortilegios mal de ojos... También hace huir a los reptiles ,caza a las arañas y desvía a las abejas y las avispas y aleja a las personas antipáticas, envidiosas y celosas de tu vida. Es una piedra mística que aporta sabiduría y una cierta humildad necesaria para contrarrestar el orgullo espiritual uno de los mayores peligros del alma.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario en Esencia de Luz Blanca

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Esencia de Luz Blanca Copyright © 2017-2018 Template modificado by Elisabeth