jueves, 29 de septiembre de 2016

Larimar

Publicado por Elisabeth Mur




Recientemente descubierto, el etéreo larimar es una de las "piedras espirituales" que se abren a nuevas dimensiones, estimulando la evolución de la Tierra. Irradia amor y paz, y fomenta la tranquilidad. El larimar induce sin esfuerzo a un profundo estado meditativo. Eleva la conciencia de manera natural, y armoniza cuerpo y alma a las nuevas vibraciones. Espiritualmente, otorga fortaleza, disolviendo los límites espurios que constriñen al yo espiritual y guiando al alma hacia su verdadero camino en la vida. Este cristal facilita el contacto angélico y la comunicación con otros reinos. Es una piedra excelente para aquellos que buscan al compañero de su alma, y facilita la curación de las relaciones de vidas pasadas o de los traumas del corazón. Psicológicamente, el larimar retira los bloqueos y constricciones autoimpuestos, Disuelve las conductas de autosabotaje, especialmente la tendencia al martirio, y ayuda a asumir el control de la propia vida. Es particularmente útil para aliviar la culpa y disipar el miedo. Cuando se atraviesan periodos de estrés y cambios inevitables, permite afrontar los desafíos con ecuanimidad.

Mentalmente, el larimar aporta serenidad, claridad y pensamiento constructivo. Estimula la creatividad y anima a "seguir el flujo". Emocionalmente, este cristal genera calma y equilibrio. Es un antídoto de los extremos emocionales y mejora los desórdenes bipolares. Sana los traumas del corazón y reconecta con el espíritu juguetón y la energía alegre de la infancia. Siendo una piedra sanadora de la Tierra, conecta con la energía de la diosa-tierra, ayudando a las mujeres a sintonizarse con su feminidad innata y restaurando su conexión con la naturaleza. Puesta sobre la tierra contrarresta los desequilibrios de la energía telúrica y las tensiones geopáticas.

CURACIÓN: Puesto sobre el corazón, el tercer ojo, el plexo solar o acariciando el
cuerpo suavemente con él, el larimar retira las entidades adosadas. Estimula los chacras tercer ojo, el corazón, la coronilla y la garganta, y fomenta la autocuración. Es particularmente útil para las dolencias de los cartílagos y la garganta, disolviendo los bloqueos energéticos del pecho, de la cabeza y del cuello. También puede ponerse sobre las articulaciones constreñidas o las arterias bloqueadas. Colocado sobre un punto dolorido extrae el dolor calladamente. Usado como herramienta de reflexología, el larimar ubica el lugar de la enfermedad y limpia los meridianos corporales.

POSICIÓN: Llévalo puesto durante largos períodos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario en Esencia de Luz Blanca

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Esencia de Luz Blanca Copyright © 2017-2018 Template modificado by Elisabeth