sábado, 13 de agosto de 2016

Técnica para abrir los chakras de las manos

Publicado por Elisabeth Mur

La mayoría de las personas tienen sus chakras de las manos cerrados y bloqueados, y en internet he leído varias técnicas para abrirlos, pero la neta, los métodos que ponen no terminan de convencerme. Es por eso que les voy a detallar el método que yo aprendí y utilicé, y que en lo personal considero que es el más eficiente para lograr este propósito.
Busquen un lugar tranquilo en donde no haya corrientes de aire.
Luego respiren unas 3 a 4 veces profundamente para relajarse y centrar vuestra atención en lo que van a hacer. Esto es importante porque la vida cotidiana nos mantiene en cierta tensión constante y hay que aislarse (aunque sea momentáneamente) de ese stress cuando van a efectuar manejos energéticos.
Frótense las palmas de las manos una a la otra durante un minuto para cargarlas de energía.
Luego van a tomar la posición conocida como “abrazando el árbol”.


Para hacer eso pónganse parados y separen los pies, que estén a la misma distancia que los hombros y las puntas de los pies hacia adelante.
Luego flexionen ligeramente las rodillas.
La espalda recta.
Toquen el paladar con la lengua.
Luego extiendan sus brazos horizontalmente haciendo un círculo con ellos. Y entonces dejen caer de manera natural sus codos, lo que los posicionará en un ángulo entre los 90 y 45 grados (en cambio si tienen los brazos muy verticales o muy abiertos, los codos se tensan y bloquean el flujo de la energía).
Sus manos deben de quedar a la altura de su pecho y acérquenlas para que sólo quede tres cuartos de la distancia original.
Los dedos de las manos viéndose los unos a los otros como si estuvieran sosteniendo un libro y chequen que los pulgares también están alineados (ya que la gente suele levantarlos).

Esta posición tiene la particularidad que va hacer que comience a circular la energía a través los principales canales energéticos de vuestro cuerpo y para ello es muy importante que se mantengan relajados. De ahí que durante el tiempo que van a mantener esa posición (recomiendo uno a tres minutos). Asegúrense de mantener los hombros caídos y de no tener ninguna parte del cuerpo tensa. Verifiquen también que sus dedos se mantengan alineados entre ellos, que sus manos no se hayan acercado al pecho y que sus rodillas sigan flexionadas.
Después que termine el plazo que eligieron en esa posición, descansen las piernas un momento estirándolas, y vuelvan a frotar las palmas de vuestras manos, esta vez por unos 40 a 60 segundos.
Y ahora van hacer el movimiento conocido como “el trueno”.
Vuelvan a poner los pies como antes (aunque aquí yo los abro más para tener un mejor apoyo).
Coloquen las manos a los costados a la altura de la cintura con las palmas hacia arriba (como lo muestra la figura de arriba).
Mantengan así la mano izquierda, mientras que con la mano derecha van a descenderla para luego hacer un gran medio círculo hacia afuera con la palma viendo hacia el exterior hasta que lleven su mano a arriba de ustedes.
Ahí van a cerrar la mano derecha formando un puño y la proyectan fuertemente hacia la mano izquierda como si fueran a golpearla. Sólo que al último momento no la golpean, sino que se detienen a unos milímetros de ella y al momento de explotar su puño en la palma dicen a voz alta el sonido “JA”.
Este sonido “JA” tiene que provenir desde vuestro vientre.
Y la razón de esto es que cuando están elevando el brazo hacia arriba, están tomando la energía que se encuentra en el camino, y para intensificar ese proceso, al mismo tiempo inspiran profundamente, lo que hace que su vientre se infle. Y al momento de proyectar el puño, van a meter el vientre para que el sonido venga desde su centro energético (el Dan-Tien) y no sólo de la garganta.
Repítanlo tres a cinco veces y luego hagan igual con la otra mano.
Este ejercicio es para abrir sus chakras de las manos por medio de una explosión pranica.
Luego vuelvan a tomar la posición “abrazando el árbol” y a medida que practiquen este ejercicio van a comenzar a sentir una sensación particular en los dedos y en las palmas de sus manos (las personas describen esta sensación como un hormigueo, calor o un sutil cosquilleo eléctrico).
Aquí pueden también alternar la posición de las manos poniéndolas como si estuvieran sosteniendo una pequeña pelota, y así van a formar lo que actualmente se conoce como una “psiball” (una bola de energía).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario en Esencia de Luz Blanca

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Esencia de Luz Blanca Copyright © 2017-2018 Template modificado by Elisabeth