sábado, 23 de julio de 2016

JULIO 2016: LA DIOSA ABRIENDO LA PUERTA DEL LEÓN.

Publicado por Elisabeth Mur

Desde principios del año, hemos estado girando en el huracán del cambio, buscando el centro de luz; intensos, casi mareados, en un limbo de purga y diaria purificación. Bajando de intensidad los cimbronazos de los primeros meses, comenzamos a re-colocarnos.
Los subidones de ira comienzan a amainar y podemos confirmar en que las rabias que vivimos eran salidas de energía, liberación de tapones, a los “YO PUEDO” que estamos comenzando a pronunciar.
Más de la vieja energía seguirá subiendo a la superficie, esto es inevitable, hay que limpiar hasta la última brizna. Pero hay muy buenas noticias:
Marte se ha puesto directo en Escorpio, permitiendo que la fuerza tomada en el abrazo de la Sombra se vuelque en nuestras vidas en forma de acción más enfocada y purificada.
Al mismo tiempo, la Luna Nueva en Cáncer se consteló con mucha energía de agua, y ahora tenemos a seis planetas en signos femeninos, acuosos, fluyentes.
También, una vez pasada la electricidad geminiana, entramos en un recinto espacioso, acogedor, que amplifica lo sensitivo, el poder que viene de los sentimientos: una paleta colorida que podemos combinar en mil matices.
La Luna y el Sol en quincuncio a Saturno, aportan una cualidad de humor y acercamiento diferente a la resolución de problemas.
Esta es una Luna Nueva bella y poderosa que emanó su energía junto a Sirio, nuestra Universidad Galáctica, y que es el lugar de donde muchas semillas de estrellas venimos de otros Universos a hacer aquí nuestro aprendizaje en el Amor Divino.
Cuando estamos astrológicamente cerca de Sirio, es tiempo de tomar nuestra autoridad, reconocernos como reyes, faraones de nuestra propia vida. El 25 de Julio, se abrirá la Puerta del León, el canal directo a nuestra conexión con Sirio, y sentiremos esta fuerza de manera más intensa a partir de la próxima Luna Llena, pero su energía vital ya está moviéndonos hacia una mayor expresión de lo que Somos en realidad.
Pasado el período de retrógrados y aflojando la Gran Cruz Mutable, que nos ha dejado en otros parajes de nosotros mismos, viene un tiempo de ir adelante, pero guiados desde otro lugar, apoyados en la belleza de nuestros sentimientos.
Venus y Plutón en trígono están constelando una puerta de poder masivo.
Llegan relaciones significativas, relaciones de destino.
La conjunción de la lunación con Mercurio, puede traer situaciones donde no nos sentimos del todo escuchados o tomados en cuenta. Quizás esto nos lleva a discernir lo siguiente: ¿En qué espacios humanos estamos reflejando nuestra propia escucha, nuestra propia atención hacia nosotros mismos?
Pasada la Luna Nueva, comienzan a crearse Grandes Trinos de agua.
Ya habitamos nuevas realidades paralelas, nuestras relaciones también han cambiado.
Un nuevo sentido de vitalidad puede estar naciendo, comenzamos a percibir la habilidad natural de nuestro cuerpo para sanarse y abrirse camino en el mar de toxinas que la caída de la matrix está generando.
Notamos una capacidad acrecentada para ponernos en contacto con nuestras necesidades, instintos y deseos.
Hay seis planetas en signos femeninos y los Asteroides femeninos forman Dedos de Dios totalmente armoniosos.
El Cielo dice, en estos primeros días de Julio: “Recuerda la Divinidad Femenina dentro y fuera de ti, tanto si eres mujer, como si eres hombre.
Recuerda tu cualidad nutriente, tu capacidad para mirar la vida desde un lugar de compasión, abrazo y ternura.
Eso sí, comienza por ti mismo.
Por ejemplo: ¿Te levantas del sillón, te sales de la computadora para mirar tus plantas, salir a la naturaleza? ¿Te das tiempo para esa alquimia de la cocina que te va a sanar? ¿Te das tiempo para encontrarte con los amigos, salir con la pareja? ¿Rompes la rutina y le das movimiento al cuerpo?
Algunas preguntas para esta primera mitad de Julio:
¿Qué necesita ese Niño Interno del que soy Nutridora, Protectora y Madre?
¿Cómo me siento al entrar en mi casa? ¿Es nutriente el ambiente que he creado para mi vida?
¿Qué necesidades vitales he dejado de satisfacer? ¿Qué es lo básico que no me estoy dando?
¿De qué manera estas necesidades que no son satisfechas afectan mi salud, mi fuerza, mi juventud, y la belleza de mi mundo?
¿Estoy dispuesta, dispuesto, a retomar mis zapatos mágicos, y acudir a la llamada del Unicornio portador de mis deseos?
Recomendamos responder a estas preguntas, por medio de un cambio de hábitos. Al menos una vez al día, hacer un acto consciente y gozoso que deje a tu Niño Interno satisfecho. Es tiempo de ser Madre de ti mismo.
Reporte Astrológico por Alana Messineo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario en Esencia de Luz Blanca

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Esencia de Luz Blanca Copyright © 2017-2018 Template modificado by Elisabeth