domingo, 1 de mayo de 2016

Corona angelical dedicada a San Miguel Arcángel

Publicado por Elisabeth Mur


Oraciones a San Miguel ArcángelLlamada también corona angelical, esta oración se reza en un rosario de San Miguel (es posible procurárselo en la Archicofradía de San Miguel en el Monte San Miguel).
– Rezar este Rosario es fuente de grandes Gracias.
– Rezarlo con un Acto de constricción.
San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate para que no perezcamos en el día del Juicio.
V. Oh Dios, Ven en nuestra ayuda.
R. Señor, apresúrate en socorrernos.
Gloria al Padre…
I. Por la intercesión de San Miguel y del Coro celestial de los Serafines, dígnese el Señor hacernos dignos de la llama del Perfecto Amor. Amen.
Rezar un  Padrenuestro y tres Avemarías en honor del primer Coro de los Ángeles.
ll. Por la intercesión de San Miguel y el Coro celestial de los Querubines, quiere el Señor Concedernos la Gracia de que abandonemos el camino del pecado y recorramos el de la perfección.
Rezar un  Padrenuestro y tres Avemarías en honor del segundo Coro de los Ángeles.
lll. Por la intercesión de San Miguel y del santísimo Coro de los Tronos, infunda el señor nuestros corazones el espíritu de verdadera y sincera humildad. Amén.
Rezar un  Padrenuestro y tres Avemarías en honor del tercer Coro de los Ángeles.
IV. Por la intercesión de San Miguel y del Coro de las Dominaciones, nos conceda el Señor la Gracia de dominar nuestros sentidos y librarnos de la esclavitud de las pasiones. Amén.
Rezar un  Padrenuestro y tres Avemarías en honor del cuarto Coro de los Ángeles.
V. Por intercesión de San Miguel y del Coro celestial de las Potestades, dígnese el señor preservar a nuestras almas de los acechos y las tentaciones del demonio.  Amén.
Rezar un  Padrenuestro y tres Avemarías en honor del quinto Coro de los Ángeles.
VI. Por intercesión de San Miguel y del Coro admirable de las Virtudes, no nos deje el señor sucumbir a la tentación y nos libre del mal. Amén.
Rezar un  Padrenuestro y tres Avemarías en honor del sexto Coro de los Ángeles.
Vll. Por intercesión de San Miguel y del Coro celestial de los Principados, llene el señor nuestras almas del espíritu de verdadera y sincera obediencia. Amén.
Rezar un  Padrenuestro y tres Avemarías en honor del séptimo Coro de los Ángeles.
Vlll. Por intercesión de San Miguel y del Coro celestial de los Arcángeles, nos conceda el Señor el don de la perseverancia en la fe y en las buenas obras para que podamos lograr la Gloria del Paraíso. Amén.
Rezar un  Padrenuestro y tres Avemarías en honor del octavo Coro de los Ángeles.
IX. Por intercesión de San Miguel y del Coro celestial de todos los Ángeles, dígnese el Señor concédenos la Gracia de ser cuidados por ellos en esta vida mortal para ser luego llevados a la gloria Eterna del cielo. Amén.
Rezar un  Padrenuestro y tres Avemarías en honor del noveno Coro de los Ángeles.
Rezar ahora cuatro Padrenuestros: el primero en honor de San Miguel; el segundo en honor de San Gabriel; el tercero en honor de San Rafael; el cuarto en honor a nuestro Ángel de la Guarda.

Antífona

Muy glorioso Arcángel San Miguel, jefe y príncipe de las armadas celestiales, guardián de las almas, vencedor de los espíritus rebeldes, favorito de la Casa real de Dios, nuestro admirable guía después de Jesucristo, tú cuya excelencia y virtud son más que eminentes, dígnate líbranos de todos los males, a nosotros que recurrimos con total confianza a ti, y haz que por tu incomparable protección, avancemos cada día en la fidelidad del servicio a Dios.
V. ruega por nosotros, oh bienaventurado San Miguel, príncipe de la Iglesia de Jesucristo.
R. Para que podamos ser dignos de sus promesas.

Oración

Dios Eterno y Todopoderoso que, por un prodigio de Bondad y Misericordia por un prodigio de Bondad y Misericordia por la salvación común de los hombres, elegiste como príncipe de tu Iglesia al muy glorioso Arcángel San Miguel, haznos dignos, te lo suplicamos, de ser librados por su cuidadosa protección, de todos nuestros enemigos, para que en el momento de nuestra muerte ninguno de ellos pueda inquietarnos; que nos sea concedido ser introducidos por él a la Presencia de tu Potencia y Augusta Majestad. Amén.
“Yo soy Miguel, el protector de Francia”, San Miguel así le dijo a Santa Juana de Arco.
Fuente:  Libro: San Miguel, ¿Quién como Dios?, Fundación Jesús de la misericordia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario en Esencia de Luz Blanca

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Esencia de Luz Blanca Copyright © 2017-2018 Template modificado by Elisabeth